Sauber llega a Brasil con la moral por las nubes tras colar a sus dos coches entre los diez primeros en México. Lo consiguieron tanto en clasificación como en carrera, por lo que el progreso hecho por el equipo suizo es claro. Este fin de semana, en Interlagos, tratarán de meter a Leclerc y Ericsson de nuevo en las primeras posiciones para tratar de afianzar la octava plaza frente a Toro Rosso.

Leclerc dando el habitual paso alrededor del circuito | Foto: Sauber

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Sauber (traducción propia)

Marcus Ericsson

“Llegamos a Brasil con buenas sensaciones después de un fin de semana fuerte en México, donde terminamos con los dos coches en la Q3 y en los puntos. Nuestra confianza es alta y lucharemos duro para mantener esta buena forma. El circuito de Sao Paulo es un clásico. Ya he estado allí unas cuantas veces y siempre es divertido para pilotar. La vuelta es corta, por lo que los tiempos de vuelta entre los equipos están muy cerca, lo que será un reto. El clima es cambiante y eso siempre juega un papel importante. Estoy motivado para terminar la temporada en lo más alto y hacer el mejor trabajo posible”.

Charles Leclerc

“Nos dirigimos a Brasil para una de las dos últimas carreras de la temporada. Después de un gran resultado con los dos coches sumando puntos en México, confiamos en nuestro potencial y seguiremos avanzando sobre la base de los progresos que hemos hecho hasta ahora. Lucharemos por conseguir otro buen resultado en Interlagos, y lo daremos todo para terminar la temporada con una nota positiva. Es un circuito interesante para pilotar, y estoy deseando correr allí”.