Tras el incidente protagonizado entre Verstappen y Ocon en el GP de Brasil las opiniones sobre si el castigo aplicado piloto de Red Bull es acorde a lo ocurrido o si es escasa

Formula1.com

 

El GP de Brasil quiso que Max Verstappen fuese protagonista tanto dentro como fuera de la pista de Interlagos. Tras una carrera que dominaba hasta su incidente con Ocon en la curva 1, la polémica se sirvió cuando el de Red Bull soltaba tres empujones de manera reiterada al de Force India. Además, se encaraba a él protagonizando un espectáculo bochornoso ante invitados de excepción como Bottas, además de todas las cámaras de la F1. Max ha recibido una sanción por parte la FIA con dos días de servicios a la comunidad por su comportamiento. Ahora, la cuestión es la siguiente: ¿Es suficiente el castigo aplicado o se han quedado cortos?

Una riña sin más entre dos pilotos

El primer punto de vista que se presupone es el de un lance de carrera llevado un tanto al extremo. Nervios a flor de piel, adrenalina por las nubes, dos pilotos que acaban de salir de un monoplaza habiendo protagonizado la posible pérdida de la carrera para uno de ellos, por lo que es normal que el ambiente pudiese estar caldeado. Verstappen, un piloto con temperamento en todos los sentidos empuja a Ocon, los dos dicen palabras malsonantes del otro y la FIA actúa en consecuencia al nivel de la agresión; dos días de servicio comunitario para el de Red Bull y todo olvidado.

Además, ¿Qué es el deporte sin el pique entre los pilotos? ¿Qué hubiese sido la F1 sin los Prost contra Senna? Y más allá de los Grandes Premios de Formula 1, ¿Que sería un Madrid - Barça sin ese pique?, o  ¿Márquez contra Rossi en Sepang? Ni que hubiera hecho lo que Fenatti le hizo a Manzi... La competición tiene sus rivalidades y una vez sales del circuito todo queda olvidado.

Sanción insuficiente que hará que este bochorno se repita

En el otro lado aparece la voz que dice que la sanción es escasa, de chiste e incluso tan bochornosa como el espectáculo que dio Verstappen al agredir a un compañero de parrilla. Una sanción que no es más que una charla de colegio sobre lo que no hay que hacer a tus compañeros. Como si de volver al parbulario se tratara. Aunque viendo el incidente se podría pensar que se corriese allí.

Verstappen actuó desmesuradamente mal y la FIA aun peor al no aplicar un castigo más severo al holandés. Esto que provocará que incidentes como este se repitan en un futuro. Quitarle los puntos del GP, una prohibición en el próximo, o una penalización en parrilla sería mejor correctivo. Además serviría para templar los ánimos y pensar antes de actuar con una actitud tan pobre.

En definitiva, y escueta sanción o no, la FIA sancionará y Verstappen cumplirá castigo. Lo único que esperamos es que haya rivalidad entre grandes pilotos, por supuesto. Ahora debe producirse de una manera sana dejando la polémica en la pista para que se hable de lo realmente importante, La F1.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar