El Toyota #7 se llevó la victoria en unas 6h de Shanghai marcadas por las lluvias que complicaron el devenir de la carrera con varias banderas rojas.

La carrera comenzaba bajo el Safety Car debido a la lluvia, que arreciaba con fuerza sobre el Circuito de Shanghái. Una situación que ha provocado diferentes salidas de pista sin consecuencias entre los GTE y algún prototipo sin consecuencias, hasta que Rebellion tocó por primera vez las protecciones. El dorsal número #3, con Neel Jani al volante, perdía la parte trasera en la recta de atrás e impactaba con las barreras, reincorporándose a la pista para llegar a los boxes. Incidente que el director de carrera aprovechaba y tras veinte minutos de carrera tras el Porche 911 de seguridad, sacaba la bandera roja y detenía la acción en pista.

Al cruzar la primera hora de carrera, se inicio el protocolo para reanudar la misma y los mecánicos salieron a la línea de meta con neumáticos nuevos y todo lo necesario para poner nuevo sus coches en funcionamiento. Una reanudación que se llevó a cabo a las cinco y diez de la madrugada (hora peninsular) y con el Safety Car liderando el pelotón durante varios giros., dando paso a los tambores de guerra.

Sebastien Buemi no dudó en tirarse a por el Toyota #7 desde los primeros momentos y en el apartado GTE-Pro la cabeza de carrera empezó a librar sus primera disputas, con un Kevin Estres al ataque con el Porsche. Aunque también llegaron los primeros sustos, como el de el byKolles del LMP1, que sufría un trompo y se iba a la escapatoria, dejando una espectacular llamarada en la zona de los escapes. Además el Porsche #92 tocaba por detrás al Ford #66 y Estres se ponía primero; mientras que el Signatech #36 de LMP2 y el Aston Martin #90 han tenido salidas de pista. Incidentes que han obligado a la salida de Safety Car de nuevo y que terminaron dejando la segunda bandera roja a falta de cuatro horas y veinte minutos para el final.

Pasadas las seis y diez, el semáforo cambiaba de color y la carrera se relanzaba tras el Porsche de seguridad, aunque pronto llegaban los problemas y el dorsal #86 (Gulf Racing) golpeaba las protecciones en la línea de meta tras perder la parte trasera. Un incidente que obligó a desviar el tráfico durante varios giros por la calle de boxes, para que los comisarios pudieran trabajar.

Un Safety Car que se ha estirado más de lo esperado y casi se ha tenido que esperar al ecuador de la carrera para ver nuevo acción en la pista, y lo hacía con el SMP Racing #17, en manos de Sarrazin, liderando la prueba mientra que Fernando Alonso tomaba el relevo en el #8 y Kamui Kobayashi en el #7. Aunque poco han durado los ataques y en apenas dos minutos el coche de seguridad ha regresado, dejando al Porsche #91 al frente de la general en el momento que se cruzaba el ecuador.

Una segunda mitad marcada por el demoledor ritmo de Fernando ALonso, que en el momento que el tiempo ha permitido correr de continuo se ha mostrado muy competitivo y ha impuesto una ventaja de casi medio minuto sobre Kobayashi, ambos por delante del SMP Racing #11. Hasta que una salida de pista del Dragonspeed #10 y el abandono del byKolles, que se quedaba en la recta de meta, han obligado la salida de Safety Car y la ventaja ha desaparecido. Al mismo tiempo, Aston Martin ha liderado con solvencia la categoría GTE-Pro por delante de Porsche, Ferrari y BMW. Aunque para dominio el de TDS Racing en LMP2, que a falta de dos horas y media contaba con una vuelta sobre el Jackie Chan #38.

Aunque el mayo problema en los intereses del asturiano ha llegado con la penúltima parada en boxes para él, realizada durante el periodo de coche de seguridad y que ha reducido a cero su ventaja con el otro Toyota, que incluso se ha puesto primero con una ventaja de casi veinte segundos. Tenían que haber parados los dos TS050 en la misma vuelta. Una situación que fue insalvable para Alonso y Nakajima, que cerraron la carrera.

El Toyota #7 se alza con su segunda victoria de forma consecutiva con unas circunstancias muy similares a las vividas en Fuji. Una victoria para la forma japonesa que vino acompañada de la segunda posición del #8; mientras que SMP Racing cerró el podio con el dorsal #11. En LMP2 fue el equipo chino Jacki Chan DC Racing quien logró llevar uno de sus prototipos a lo más alto, entres los GTE-Pro la apasionante batalla de marcas finalizó con el Aston Martin #95 coronando el podio y en GTE-Am el equipo Depsey-Proton sumó una nueva victoria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar