José Antonio García ha puesto en venta su unidad del Citroën DS3 R5, la cual adquirió a Vallejo Racing a principios de esta temporada.

Con la llegada del final del año, el mercado de coches de competición deja entrever los futuros programas de cara al año siguiente en los campeonatos nacionales y regionales. Un movimiento de unidades en el que se ha colado el segundo Citroën DS3 R5 utilizado por los hermanos Vallejo, ahora en manos de José Antonio García, dueño del Circuito de Almería,

El empresario andaluz ha decidido poner punto y final a su relación con el modelo francés, fabricado en Portugal el año pasado. Este DS3 R5 fue construido por Sports & You y cuenta con las últimas evoluciones de Citroën Racing y apenas cuenta con 600 kilómetros cronometrados tras nueve rallyes, aunque sólo en cuatro ha llegado a la meta. Una unidad que, según el anuncio publicado en Rally cars for sale, cuenta pasaporte dorado FIA, sistema de extinción con el reglamento FIA 2017, 25 ruedas y neumáticos, luces adicionales de xenón y un buen número de recambios. El precio marcado por este coche es de 140.000 euros, aunque se acepta un Mitsubishi Evo X como parte del pago.

Este Citroën DS3 R5 debutó en el Rallye de Sierra Morena la pasada temporada con Sergio Vallejo a los mandos, quien logró la quinta plaza por detrás de los también R5 de García, Pernía, Ares y Burgo. A partir de la cita cordobesa, la temporada se torció para los hermanos gallegos con dos abandonos en las Islas Canarias y un tercero en Ourense; mientras que Víctor Senra remontó los resultados con la segunda posición en Ferrol. Sergio Vallejo terminó su relación con esta unidad en San Froilán, donde logró la quita posición, antes de que pasará a las manos de José Antonio García, que tan sólo ha competido en el Rallye Costa de Almería.