La tercera etapa del Rally Dakar mermó las esperanzas españolas con los problemas Sainz y Barreda, aunque aún hay grandes opciones como Farrés o Roma.

España era uno de los países favoritos para triunfar en la 41ª edición del Rally en diversas categorías, entre ellas las más representativas como son motos y coches. Unas esperanzas que se vieron gravemente dañadas en la tercera etapa del día de ayer con abandonos y diversos problemas para los nuestros, pero aún hay esperanzas para entrar en el podio e incluso luchar por la victoria.

El abandono de Joan Barreda debido a un problemas de navegación, entrando en una zona de la que no pudo salir con su Honda, fue el primer golpe de una jornada de miércoles muy complicada para los nuestros. El de Torreblanca era el gran favorito de Honda y, de hecho, se encontraba al frente de la clasificación tras dos etapas y ganando distancia con sus rivales en el momento del error. Mientras que unos kilómetros más atrás eran Carlos Sainz y Lucas Cruz quienes perdían sus opciones tras golpear la suspensión delantera del Mini, perdiendo más de tres horas y cayendo en la clasificación.

Además Juan Pedrero, este año con un KTM privada, era otro de los pilotos que tenía problemas en su montura y su pista se perdía a partir del segundo punto de control, por el que pasaba entre los 25 más rápidos. Al igual que ocurría con el Toyota #404 de FN Speed, pilotado por Alex Aguirregaviria y Jordi Comallonga. Mientras que en camiones, a los problemas de Alex Loprais (con Moi Tolladardona) se sumaron los de Gerard De Rooy con una hora y media perdida, y por tanto también para el copiloto Ferrán Marco. Pero no todo está perdido.

Gerard Farrés y Nani Roma en la batalla por el título

No todo eran malas noticias y en la categoría de SxS eran Gerard Farrés y Dani Oliveras quienes hacía una etapa de menos a más para terminar llevándose la victoria. Un resultado que les permite situarse en la segunda posición con el Can-Am a poco más de tres minutos del líder, el chileno Francisco López.

Mientras que en la categoría de coches, Nani Roma y Alex Haro salvaban el orgullo español en Mini siguiendo el ritmo de sus compañeros con los 4×4. La dupla de Monster Energy pronto conseguía encaramarse a las primeras posiciones y finalizaba en la quinta posición, con lo que se mantiene en la batalla con la cuarta posición en la general a doce minutos de Nasser Al-Attiyah, líder de la categoría, y a sólo cinco de Peterhansel.

En las subcategorías hay mucho que decir

Sin Barreda, Oriol Mena pasa a ser el primer clasificado con la décimo segunda posición, con una situación muy complicada para luchar por las primeras tres posiciones por las diferencias mecánicas de su Hero con Honda, KTM, Yamaha y Husqvarna. Pero en el apartado reservado a la féminas es Laia Sanz quien se encuentra al frente con casi cuatro horas de ventaja. Además Lorenzo Santolino está siendo el mejor debutante en este Rally Dakar con la Sherco, con una ventaja de tres cuartos de hora.

Y las cuatro ruedas, dentro de la categoría UTV Open dentro de los coches, Dani Solá y Pedro López se encuentran la frente de la tabla con el Can-Am de FN Speed sobre el argentino Juan Silva.